Skip to Main Content

News

Planificación de las comidas en tiempos del COVID-19

Fecha: 29/04/20

Las tareas normales, por ejemplo hacer las compras de alimentos y preparar las comidas, son diferentes ahora que nos enfrentamos al coronavirus (COVID-19). Mientras tratamos de frenar la propagación del virus permaneciendo en casa, el planificar lo que necesitamos antes de salir del hogar puede ser de utilidad. ChooseMyPlate.gov tiene sugerencias para ayudarlo a mantenerse saludable y a planificar las comidas de su familia, por ejemplo: 

  • Qué comprar
  • Cuánto comprar
  • Consejos de preparación

Verifique primero lo que tiene en su hogar
Eche un vistazo a los alimentos que ya tiene en su refrigerador, congelador y despensa; asegúrese de revisar las fechas de caducidad. Esto puede ayudarlo a planificar las comidas basándose en lo que ya tiene, y también servirá para limitar la cantidad de viajes a la tienda de alimentos y evitar gastar dinero en artículos que no necesita.

Haga una lista de compras
Es probable que las compras sean más estresantes en este momento. Haga una lista con anticipación para concentrarse, conseguir los artículos que necesita y acortar su salida de compras. Dado que las tiendas pueden no tener algunos artículos específicos, elabore una lista con artículos generales como “fruta” o “pan”.

Analice sus opciones de compras
Muchas tiendas de productos comestibles ofrecen recoger las compras en la tienda o en el estacionamiento o entregarlas a domicilio. También existen opciones de terceros para la entrega de las compras de alimentos. Estos servicios tal vez le resulten útiles durante el periodo de distanciamiento social. Si es un adulto mayor, averigüe si su tienda hace entrega a domicilio o si tiene horario anticipado de compras únicamente para adultos mayores estadounidenses.

¿Cuánto debo comprar?
Compre lo que usted y su familia necesitan en este momento, y resista el impulso de comprar en cantidades mucho más grandes. Prepare una lista de compras que cubra lo que usted y el resto de los integrantes de su hogar necesitan para 2 semanas.

Incluya productos frescos, congelados y no perecederos
Planifique una mezcla de alimentos frescos, congelados y no perecederos. Coma primero los alimentos frescos. Llene el congelador y la despensa con artículos que vaya a comer en la segunda semana y más adelante.

¿Qué alimentos debería comprar?
Elija una mezcla de alimentos no perecederos, alimentos frescos y congelados. Algunos de los alimentos no perecederos son:

  • Pastas
  • Arroz
  • Mantequilla de frutos secos
  • Productos secos y enlatados

Las opciones congeladas que podría considerar son:

  • Panes
  • Carnes
  • Frutas y verduras
  • Leche

En cuanto a los alimentos frescos, compre distintas variedades en la cantidad que compraría normalmente. Recuerde incluir las necesidades especiales de todos los miembros de la familia, incluidas las mascotas, los bebés o las personas que tengan restricciones alimentarias.

¿Qué debería hacer?
Mientras todos están juntos en el hogar, es posible que tenga ganas de intentar una nueva receta o experimentar nuevos sabores para que la alimentación siga siendo interesante. En cambio, a otras personas, la utilización de elementos simples o sabores y alimentos conocidos las reconforta. Planifique lo que funciona para usted y su familia.

Acceso a los alimentos mientras la escuela está cerrada
Muchos distritos escolares de todo el país siguen proporcionando comidas a los alumnos que las necesitan durante el periodo de cierre de las escuelas. Consulte si hay programas locales de comidas en su área, por ejemplo, Meals to you. Comuníquese con su escuela local para conocer la disponibilidad de comidas a través del sistema de oferta de artículos de productores y agricultores locales, el retiro de comidas para llevar o la entrega de alimentos en función de los recorridos de los autobuses escolares.
 

Fuente: www.choosemyplate.gov/coronavirus